4 jun. 2019

Río Arenteiro. De O Carballíño a Moldes, en Boborás. Sendero PR G 79. Parte 1.


Iniciamos el paseo por el sendero homologado PR G 79, la Senda del río Arenteiro, que discurre entre los municipios de O Carballiño y Boborás, comarca de O Ribeiro, provincia de Ourense, a lo largo de sus 11,5 kms.

En esta Parte 1 recorremos los 3 kilómetros que nos separan del punto de inicio, al lado de la Piscifactoría, en el Parque Municipal de O Carballiño, de la iglesia de San Mamede de Moldes. Mucho que ver: la Pena dos Namorados, el Muiño y Ponte das Lousas y una hermosa zona dotada de pasarelas de madera que suben y bajan por las rocas junto al río. Después llegaremos al puente de A Ponterriza, de época medieval, entramos en Boborás. Un poco más adelante, las termas de Ponterriza, para llegar a Moldes: pendellos, antigua escuela y las iglesias de San Benito y San Mamede, románica, del siglo XII, fundada por los templarios.


El río Arenteiro a su paso por las termas de Ponterriza. Las aguas medicinales manan de una roca junto al río.



Coordenadas de situación de O Carballiño en Galicia. Amplíe el mapa y llagará al inicio de nuestro paseo de hoy, en el Parque Municipal: 42.422757, -8.092484


Nos encontramos al lado de la piscifactoría. Vemos el puente por el que se accede a la misma y, a la izquierda, el sendero PR G 79 donde se inicia nuestro paseo de hoy. Estamos justo aquí: 42.422757, -8.092484




Indicadores del PR-G 79. A Pazos de Arenteiro 11,4 kilómetros. A Pena dos Namorados está a 675 metros.



Nos encaminamos pues a nuestro primer objetivo, A Pena dos Namorados.




Nota: El siguiente texto, en cursiva, ha sido extraído de la web del Concello de O Carballiño (http://www.carballino.gal/es/pena-dos-namorados/):


Es un conjunto de rocas graníticas de grandes dimensiones, coronado por una de ellas que se mantiene por su base, también erosionada, a merced de la lluvia y el viento. Los historiadores relacionan el lugar con un asentamiento del periodo del Paleolítico, por los hallazgos de restos encontrados en sus cercanías, y creen que la Pena dos Namorados pudo haber sido considerado un monumento mágico-religioso por los primeros pobladores de estas tierras. Durante las labores de limpieza, rehabilitación y acondicionamiento llevadas a cabo en 1996 por la Escuela Taller Terras do Arenteiro aparecieron restos de una antigua ermita.




Continuamos. Desde el sendero divisamos alguna de las pallozas castrexas del Cámping Municipal de O Carballiño.




Pocos metros más adelante llegamos a una zona de indudable belleza, aún más que lo ya visto. Hay antiguos molinos restaurados, este de la imagen es el denominado Muiño das Lousas (funcionaba como restaurante) y aguas abajo veremos otros más, los Muiños do Anxo.




Cruzamos el río Arenteiro por el Ponte das Lousas.




Vista río arriba.




Río abajo, con el Muiño das Lousas a la izquierda.




Una vez cruzado el puente empieza el sube y baja por una serie de pasarelas de madera colocadas para salvar los desniveles en esta zona del río.





Y llegamos al lugar desde el que se divisan, en la otra margen del río, los Muiños do Anxo.




Dejamos los molinos atrás. Ya se han terminado las pasarelas de madera y ahora caminamos plácidamente por el sendero junto al río.





El sendero deja aquí la ribera del río para subir a este puente. Se trata de la antigua carretera N-541 que lleva directamente al centro de O Carballiño. Estamos aquí: 42.425006, -8.106639





Una vez cruzado el puente, el sendero continúa. El próximo destino es el puente medieval de A Ponterriza a 2 kilómetros de aquí.




Puente de A Ponterriza. Aqui está el límite entre los municipios de O Carballiño y el de Boborás. Aquí: 42.421878, -8.115522





Vista río abajo.




Río arriba.




Bajando por el puente. Vamos a pasar por el pequeño núcleo de A Ponterriza. Hay un cruceiro en la plaza, digno de ver. Pero lo han decorado con una serie de cables eléctricos y se nos quitan las ganas de hacerle fotos. Volveremos en otra ocasión a ver si a quien corresponda se digna a hacerle justicia a este monumento.





Unos hórreos.




Dejamos atrás el conjunto de casas de Ponterriza para recorrer los aproximadamente 1,6 kilómetros que nos separan del entorno de las iglesias de San Benito y San Mamede, en Moldes, parroquia de Boborás. Caminamos por el frondoso bosque de ribera, el río Arenteiro corre paralelo al sendero, a nuestra izquierda. Encontramos este indicador que nos muestra la dirección a las Termas de Ponterriza. Pertenecen ya al municipio de Boborás.





Nos desviamos del sendero PR G 79 y pronto llegamos al río. Las aguas medicinales del manantial manan de un roca junto al río, pero no es muy accesible y no hemos descubierto el lugar exacto. Disfrutamos del sonido de las aguas hasta que llega el momento de volver.








Volvemos al sendero principal para caminar plácidamente el escaso kilómetro que nos separa de la zona donde están las iglesias de San Benito y San Mamede de Moldes.




El sendero, como se ve y se verá, está perfectamente señalizado con estos colores blanco y amarillo. No hay posibilidad alguna de perderse.





Nos detenemos a contemplar el camino recorrido.




Ahora el sendero se separa del Arenteiro y emprende un ligero ascenso que nos acerca a las iglesias de Moldes.





Llegamos al núcleo de Moldes, parroquia de Boborás. Aquí hay un cruce y algunos puntos de interés. El sendero principal continúa por el centro de la imagen. Hay un desvío, a la izquierda, empedrado, que en un ligero ascenso nos conduce a la iglesia de San Mamede. Estamos ahora justo aquí: 42.417130, -8.130333




A nuestra espalda, el cartel indicador a San Mamede. Al fondo, otro indicador señala que por ahí se va a Ponterriza.




El cartel a Ponterriza.




Desde el mencionado cruce, mirando a nuestra derecha vemos la iglesia de San Benito, que acoge las celebraciones litúrgicas de la parroquia, al encontrarse la de San Mamede cerrada.





A la izquierda podemos ver la antigua escuela y el cuberto o pendellos, donde antiguamente los feriantes ponían sus puestos.




Pendellos y antigua escuela. Sobre la escuela podemos leer más cosas en: https://sanmamedemoldes.wordpress.com/




Al otro lado de los pendellos está el cartel indicador del PR G 79, que continúa su camino. Pero eso lo veremos en el próximo capítulo.




Por ahora nos quedamos en el cruce para emprender la subida a San Mamede, que está aquí al lado, apenas a 200 metros.






Llegamos al cruceiro que hay al lado de la iglesia. Aquí vamos a situar los enlaces de nuestra visita anterior a esta joya del románico rural de Galicia, que fue fundada por los Templarios en el s. XII:

Click Aquí para ver las fachadas exteriores de San Mamede.
Click Aquí para ver el interior de la iglesia.


















Concluye aquí este primer capítulo de nuestro paseo por el sendero PR G 79.


No hay comentarios:

Publicar un comentario